Blog

Nuestro día a día

Cómo combinar tu camisa de cuadros esta temporada

Desde que comenzaron a ser populares a mediados del siglo XIX, las camisas de cuadros nunca abandonaron nuestros armarios. Y aunque hace unos años el movimiento hípster causó una saturación de estas prendas, han vuelto con fuerzas renovadas en esta temporada 2019. Por ello, en la entrada de hoy vamos a mostrar algunos consejos para que combines a la perfección tus camisas de cuadros.

Camisa de cuadros con vaqueros

Comenzamos con una elección bastante común. La estética de camisa de cuadros y pantalones de denim encaja a la perfección con looks casuales y de tipo trabajador. Dan un aire de cotidianidad y nos mantienen muy calentitos cuando salimos de casa. Si vas a llevar camiseta debajo de la camisa, ten cuidado de que no sean del mismo color. La idea es que busques todos los contrastes posibles.

Camisa de cuadros con look de oficina

Las camisas de cuadro son una excelente elección para los ambientes de trabajo distendidos. Puedes combinarlas con americanas o blazers y pantalones de vestir casuales. Estilo que también encaja a la perfección para una escapada de fin de semana con los amigos. Te recomendamos que elijas modelos tipo vichy, con un esquema de dos colores entrelazados.

Camisa de cuadros con estética punk o grunge

Otra opción muy habitual estas últimas temporadas son los cuadros tipo tartán, que se asocian con la estética punk. Son de color rojo y negro. Y los puedes llevar con unos pantalones oscuros y chaqueta de cuero. Aunque también han vuelto en 2019 las camisas de cuadros de franela desgastadas, un revival del movimiento grunge que Nirvana protagonizó en los años 90.

Camisa de cuadro con trajes

Acabamos nuestra entrada con una combinación que podría considerarse de alto riesgo. Pero que da un resultado espectacular si seleccionamos correctamente las prendas. En general, se recomienda no usar demasiados colores. Limitándote a negros, marrones, grises y otros tonos oscuros tus posibilidades de éxito aumentarán. Pero si no quieres renunciar a colores más vivos, deja que la camisa de cuadros sea la protagonista y el traje quede en un segundo plano.

En cuanto a la corbata, mejor si es de un solo tono y con textura de punto o lana, para jugar aún más con los contrastes.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies