Blog

Nuestro día a día

Cómo elegir las mejores gafas según la forma de tu cara

Aunque unas gafas se vean geniales en las vitrinas de la óptica, puede que no te queden bien al probártelas. Esto es debido a que su diseño no favorece la forma de tu rostro. O no se adapta por completo a la tonalidad de tu piel. ¿Cómo elegir el modelo correcto? En la entrada de hoy os vamos a mostrar unos consejos para ello.

Las formas del rostro y las mejores gafas

Para saber la forma de nuestra cara, tenemos que retirar todo el pelo y mirarnos en el espejo. Existen 7 tipos de caras principales: ovaladas, con formas de corazón, oblongas, cuadradas, de diamante, redondas o triangulares. Y gafas especialmente diseñadas para cada una de ellas.

Caras con forma ovalada

Las caras ovaladas destacan por su equilibrio natural. Por lo tanto, hay que buscar monturas de gafas que sean al menos del mismo grosor que la parte más ancha del rostro. Los colores marrón o beige suelen ser una opción muy recomendable.

Caras con forma de corazón

Estos rostros se caracterizan por un tercio superior con forma de corazón y un tercio inferior muy estrecho, cuya forma recuerda vagamente a un triángulo invertido. Es necesario utilizar unas gafas que disimulen la parte ancha de la cara, con monturas muy delgadas, de aspecto ligero y colores claros.

Caras con forma oblonga

Las caras oblongas son más largas que anchas y poseen una línea de pómulos muy alargada. Para equilibrar este conjunto y simular un rostro más ovalado, es muy aconsejable adquirir unas monturas de gafas que sean más profundas. Que creen contrastes en la sien y proporcionen mayor amplitud.

Caras con forma cuadrada

Los rostros cuadrados tienen un mentón muy marcado y la frente amplia, con igualdad de proporciones entre ancho y largo. Para suavizar estos rasgos y alargar la cara, hay que escoger gafas con monturas estrechas y más anchas que profundas.

Cara con forma de diamante

Este tipo de caras son muy estrechas en la frente y el mentón, con pómulos muy notables y altos. Nuestro objetivo principal es disimular los pómulos y resaltar los ojos. ¿Qué hacer? Pues lo mejor es comprar gafas con monturas que tengan la línea de las cejas bien definidas. O bien gafas al aire, con diseños ovalados que rompan con las líneas rectas de nuestro rostro.

Caras con forma redonda

Las caras redondas se caracterizan por sus líneas curvas, así como idénticas proporciones en el ancho y el largo. Las gafas que elijamos tienen que volverla más delgada y alargada. Por lo que es indispensable usar monturas estrechas o puentes transparentes más anchos que profundos.

Caras con forma de triángulo sobre su base

Finalmente, este tipo de rostros presenta una frente estrecha que aumenta en los pómulos y el mentón. Tenemos que resaltar el tercio superior, por lo que las monturas de colores llamativos y detalles en las cejas son una excelente opción. También los diseños con formas más gatunas, que van a conseguir un efecto parecido. 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies